Cómo operan las BARRAS DE ACCESS®

Cómo operan las BARRAS DE ACCESS®

Los puntos que se presionan durante la sesión de Barras de Access® activan 32 barras energéticas situadas en la cabeza. Cada una de estas barras contiene información sobre determinadas áreas de la vida: dinero, control, creatividad, poder, sexualidad, cuerpo, envejecimiento, alegría, tristeza, entre otras.  Esta información son los puntos de vista que hemos ido creando y haciendo significativos a través de los años y que, de una forma u otra, nos mantienen anclados en todo aquello que está limitando nuestra capacidad de recibir mucho más de esta vida.

Al ser estimuladas, las barras comienzan a descargarse y a eliminar esta información almacenada. Recibir sesiones de Barras de Access® es como “formatear” nuestro cerebro, del mismo modo que haríamos con el disco duro de nuestra computadora.

¿Significa eso que perderás información valiosa para vos? ¿O que olvidarás nombres, datos importantes o recuerdos vitales? ¡No, para nada! Porque las Barras de Access® no borran ese tipo de información, lo que hacen desaparecer son los puntos de vista o creencias, que, seas o no consciente de ellos, manejan tu vida.

Estos pensamientos son una forma de energía y tienen, por lo tanto, carga eléctrica. Esta carga eléctrica es lo que limita nuestro acceso a la consciencia y nos mantiene en la experiencia de la polaridad/dualidad a la que estamos acostumbrados en nuestra vida: el juicio constante entre lo que consideramos bueno y lo que consideramos malo. Sin embargo, cuando la polaridad desaparece nuestra experiencia de “unicidad” – la que buscan los meditadores y yoguis– se vuelve fácil, accesible y directa y su vivencia mucho más intensa y activa.  Con las Barras de Access®, dejarás de actuar desde pensamientos, sentimientos y emociones para hacerlo desde el ser, el saber, el percibir y recibir.

Cuando no podemos parar nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, sin que prácticamente tengamos ningún control sobre ellos, nuestro cerebro se sobrecarga, lo que provoca que se encuentre en una frecuencia de ondas Beta casi permanente. Este tipo de frecuencia cerebral dificulta la relajación y eleva aun más el nivel de estrés.

El ligero toque que se aplica en las sesiones de Barras de Access® induce un cambio en las ondas cerebrales: en una sesión de Barras de Access® el cerebro del consultante pasa de ondas Beta, propias del estado de vigilia, a ondas Theta o Delta,  que se alcanzan solo en estados de relajación profunda. Esto permite liberar la mente de estrés, porque se alivia la sobrecarga eléctrica, y a la vez generar el espacio que nos permitirá ver la vida desde una perspectiva nueva de infinitas elecciones e posibilidades. Ya no seremos dominados como por piloto automático por creencias que nos fueron instaladas en nuestra mente a lo largo de nuestra vida, sino que recuperaremos nuestro poder para elegir cómo vivir cada día.

Buscar entradas por Categoría:

Compartir en...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Buscar entradas por Categoría:

Te puede interesar...

Envíanos un mensaje





Deberás confirmar tu suscripción a través del correo que llegará a tu Bandeja de entrada (revisa también las carpetas de SPAM o Correo no deseado).